Novedades

El NFT, la clave para entender la venta de una obra de arte digital por US$ 70 millones

18/03/2021
¿Cómo es posible que un collage de imágenes 100 % digitales haya sido subastado por casi US$ 70 millones? La respuesta está en los tokens no fungibles o NFT, certificados que otorgan la propiedad de un artículo digital único y funcionan en base al blockchain.
*La obra de Beeple fue subastada por US$ 70 millones en Christie's.*

Por primera vez en la historia, una obra de arte enteramente digital alcanzó el valor de los US$ 70 millones. A comienzos de marzo de este año, la casa de subastas de origen londinense, Christie’s, remató por ese monto a la pieza Everydays: The First 5.000 Days del artista nacido en Estados Unidos Mike Winkelmann (más conocido como Beeple).

El hecho adquirió gran notoriedad a nivel internacional por tratarse de una obra hecha de forma 100 % digital, en un contexto en el que los mismos videos, GIFs, memes o fotos se repiten una y otra vez en todo internet. ¿Cómo es posible, entonces, que una pieza digital haya adquirido tal valor?

Según el coordinador académico de la Licenciatura en Diseño, Arte y Tecnología de la Universidad ORT Uruguay, Fabián Barros, la clave está en los tokens no fungibles, los cuales funcionan en base a la tecnología blockchain.

  • ¿Qué impacto tiene para el mundo del arte que una obra completamente digital se haya subastado por un valor de casi US$ 70 millones?

    No es la primera vez que un objeto digital se vende a través de una subasta. Por ejemplo, hace pocas semanas se subastó el primer tweet de Jack Dorsey por US$ 2 millones. Pero que una obra de arte creada y distribuida 100 % en forma digital haya alcanzado este valor de mercado marca un cambio disruptivo en la manera en que producimos y consumimos arte digital.

    Una pieza de arte digital, como cualquier producto informático, es un conjunto de datos que puede ser manipulado, distribuido, modificado o replicado a través de canales digitales.

    Por esta condición, las obras de arte digital históricamente han sido muy difíciles de comercializar. Pero gracias a las nuevas tecnologías de distribución, las artes digitales pudieron dar el salto al mercado del arte.

    Esta es una buena noticia porque, por un lado, se amplía el mercado y, por el otro, se abren nuevas posibilidades para que los artistas puedan vivir de su trabajo.

  • ¿Qué características tiene la pieza de arte en cuestión?

    Everydays: The First 5.000 Days es un collage digital que, de alguna forma, funciona como una retrospectiva. Es una compilación de miles de obras de arte digital que Beeple creó diariamente durante 13 años. El collage mezcla imágenes abstractas, surrealistas, absurdas, subjetivas y figurativas con temáticas como el miedo, la sociedad, la tecnología, la riqueza, y la política.

    Sin embargo, la particularidad de la obra no está en la técnica ni en su contenido, sino en la plataforma tecnológica implementada para su distribución.

    La obra es la primera que se vende en una subasta grande, bajo lo que se conoce como identificadores únicos de propiedad para objetos no físicos, o token no fungible (NFT por el inglés non-fungible token). Un NFT es un certificado que otorga la propiedad de un artículo digital único. Sea una pieza visual, musical, un texto escrito o cualquier producto digital.

  • ¿Cómo funcionan y qué implican los NFT para el mundo del arte digital?

    Los NFT permiten vender imágenes, memes, GIFs, videos, música y todo tipo de obras de arte digital como si fueran físicas. Funcionan en base a la tecnología de blockchain, una estructura de datos cuya información se agrupa en conjuntos (o bloques) interconectados en una línea temporal. La información de cada bloque está encriptada y solo puede ser manipulada modificando todos los bloques posteriores. Esto hace que las cadenas de bloques sean fiables y seguras, lo que permite el desarrollo de criptomonedas, como por ejemplo el bitcoin.               

    Sin embargo, a diferencia de las criptomonedas, que buscan la masificación, los NFT fueron creados para que los artículos digitales puedan convertirse en piezas únicas autentificadas, certificadas y con un único propietario con derecho a comercializar la obra.

  • ¿Qué requisitos debe cumplir una pieza de arte digital para que pueda incorporar el uso de NFT?

    Para que una obra de arte digital pueda incorporar un NFT debe utilizar la tecnología blockchain. Es decir, debe ser una obra de arte criptográfico (o cryptoart).

    El criptoarte es una categoría de arte digital que surge a finales de la década de 2010, junto con el desarrollo del bitcoin. El arte criptográfico creció rápidamente en popularidad debido a su capacidad sin precedentes de ser comprado, vendido o almacenado por cualquier persona de manera descentralizada, segura y comprobable.

    Lo extraordinario de los NFT es que sus alcances son inimaginables. Es posible que estemos frente al inicio de una nueva industria legal, independiente y autorregulada de producción y consumo de contenidos artísticos.

  • ¿Son los NFT el elemento que el arte digital necesitaba para adquirir el mismo valor que el arte tradicional?

    El mercado del criptoarte está en pleno ascenso. Según Bloomberg, en 2020 el segmento recaudó unos US$ 250 millones, lo que implicó un incremento del 300 % respecto a 2019.

    Los NFT permiten a los artistas digitales expandirse a través de nuevos mecanismos y nuevas plataformas comerciales.  Todo parece indicar que la tecnología blockchain llegó al mercado del arte para quedarse, al punto de convertir a Beeple en uno de los tres artistas vivos más cotizados del mundo junto con Jeff Koons y David Hockney.

En prensa