Novedades

En la búsqueda de la inmortalidad con cada creación

18/05/2021
Andrés Silva es Licenciado en Diseño Gráfico por ORT y al ser consultado por qué huella le gustaría dejar profesionalmente hablando, responde “buscar la inmortalidad a través de cada creación”. Tras una destacada experiencia diseñando para un organismo de las Naciones Unidas y el empeño puesto en el estudio que tiene con su hermano, procura seguir trabajando en proyectos que generen emociones.
Andrés Silva, Licenciado en Diseño Gráfico de la Universidad ORT Uruguay

“Montevideo, 2015. Mausoleo de Artigas.

Son tiempos oscuros de delincuencia, corrupción y Tinelli. Una que otra vez, el universo debe equilibrarse para contrarrestar el caos reinante. Una fuerza cósmica ingresa en el lugar destruyendo la urna con los restos de nuestro prócer”.

Con estas palabras y las imágenes de un tenebroso esqueleto vistiéndose con las ropas de un joven blandengue desmayado por el susto comienza la primera parte de Prócer Zombie.

Se trata de un cómic con un peculiar José Gervasio Artigas como protagonista desarrollado por el estudio Silva Bros en 2015, que resultó seleccionado por el Fondo Concursable para la Cultura del Ministerio de Educación y Cultura. El éxito y la motivación del proyecto fue tal, que los hermanos detrás del estudio, Leonardo y Andrés Silva, llevaron adelante dos partes más de Prócer Zombie.

Andrés es Licenciado en Diseño Gráfico por la Universidad ORT Uruguay y cuenta que hoy está abocado profesionalmente al estudio que tiene con su hermano desde 2010. “Silva Bros es una fusión de dos hermanos con un gusto por los videojuegos, series, animaciones y películas de los años ochenta y noventa”.

*Prócer Zombie, de Silva Bros.*

Además del reconocimiento que obtuvo por Prócer Zombie, Silva también desarrolló sus habilidades como diseñador en otros rubros para el exterior. Mientras cursaba la carrera en ORT, realizó una entrega que respondía a una consigna real sobre un concurso de afiches organizado por la universidad italiana Nuova Accademia di Belle Arti (NABA) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacdh). Ese fue el origen de su rol como director de arte para ese organismo, en Suiza, cargo que desempeñó hasta 2016.

En esta entrevista, Silva cuenta sobre sus distintas experiencias profesionales, las razones por las que decidió cursar la Licenciatura en Diseño Gráfico en ORT y cuáles son los proyectos que le generan mayor interés hoy.

  • ¿Cómo es tu día normal de trabajo como diseñador e ilustrador?

    En el día a día, al levantarme, lo primero que hago es prepararme un café y durante una hora miro canales de interés en YouTube o exploro contenido en redes de cuentas que sigo. Luego, cuando me pongo a trabajar para mis clientes, trato de ser lo más eficiente posible y terminar mi jornada laboral entre las 17 y 18. Finalmente, dedico un tiempo a planificar y generar contenido para las redes sociales de Silva Bros.

  •  ¿Cuáles son los desafíos y las oportunidades que se presentan en la cotidianeidad profesional?

    Con una pandemia de por medio, creo que la productividad es todo un desafío. Es importante identificar y medir aquellos clientes fijos que quizás no sean los de mayor agrado, pero que brindan estabilidad económica.

    Además, considero clave hacerse espacio para proyectos personales que uno tiene ganas de desarrollar y que salgan a la luz. Generar contenido de valor permite llegar a potenciales clientes que estén afines a tus intereses.

    Ilustración realizada por Andrés Silva.

  • ¿Cómo ha sido el proceso de crecimiento del estudio Silva Bros?

    Estuvimos muchos años con un blog subiendo ilustraciones como hobbie. Luego, de a poco, empezaron a surgir trabajos remunerados. A Silva Bros lo defino como una fusión de dos hermanos con un gusto por los videojuegos, series, animaciones y películas de los años ochenta y noventa.

    Actualmente, los trabajos que realizamos con mayor frecuencia son aquellos que están vinculados al mundo editorial y la publicidad.

  • ¿Cómo fue tomar la decisión de lanzar un proyecto propio como Silva Bros?

    Tenemos la particularidad de ser un estudio familiar. Siempre se escucha eso de no mezclar la familia con el trabajo, pero pienso que ese es nuestro mayor diferencial. Tenemos un sentimiento de equipo muy fuerte. Nuestras vivencias y mucho de lo cotidiano se ven plasmados en el tipo de contenido que generamos. Es parte de nuestra impronta.

  • ¿Cómo recordás haber tomado la decisión de estudiar la Licenciatura en Diseño Gráfico en ORT?

    Durante mi infancia y mi adolescencia pasaba las tardes en la casa de un amigo cuyo padre era arquitecto. Veía planos y rapidógrafos por todos lados, y me gustaba mucho ese lenguaje técnico. Más adelante, cuando estaba terminando bachillerato, sentí que mi vocación estaba más cerca de las artes.

    Mi hermano, en ese entonces, había terminado la carrera de Técnico en Animación Digital en ORT y eso me llevó a averiguar carreras universitarias vinculadas al diseño.

  • ¿Qué herramientas de las adquiridas durante la carrera te sirven en tu trabajo?

    Ilustración realizada por Andrés SilvaSi miro diez años atrás en el tiempo, jamás hubiera imaginado que la semiótica iba a tener un papel preponderante en mi camino profesional. A lo largo del tiempo, con mi hermano, hemos producido varias historietas (o novelas gráficas, como muchos la llaman).

    Sin embargo, si tuviera que mencionar una a una persona, sería a Carolina Curbelo. Ella fue una docente que marcó mi proceso formativo. Hasta el día de hoy tengo un vínculo maravilloso con ella, tal es así que le invado alguna que otra clase para exponer trabajos y contar un poco mi historia a sus estudiantes.

  • ¿Cómo fue la experiencia de ser director de arte de la Oacdh en Suiza?

    Recuerdo la experiencia en la Oacdh en Suiza como una enorme responsabilidad.

    La historia con ellos empezó mientras era estudiante, en una materia del sexto semestre de la carrera. Teníamos una entrega con una consigna real sobre un concurso de afiches organizado por la NABA y la Oacdh. Hice la entrega y aproveché para presentarme a un concurso, en el que obtuve el primer premio por la categoría “Participación”.

    Cinco años después, me llegó un mail de una funcionaria de la Oacdh diciéndome que estaban interesados en contratarme para la realización de una serie de piezas promocionales con motivo del vigésimo aniversario de la Declaración y Programa de Acción de Viena, y el establecimiento de la Oacdh.

    Este evento iba a ser puertas abiertas en el edificio Palais Wilson, su sede central en Ginebra (Suiza). El trabajo llevó aproximadamente tres meses de trabajo de producción. Quedaron muy conformes con el resultado y terminé trabajando para ellos cinco años más produciendo diseños institucionales y campañas gráficas.

  • Actualmente, ¿qué desafíos profesionales te motivan más y por qué?

    Prócer Zombie, de Silva Bros.Me motivan los proyectos que logran generar una emoción en el otro, como es el caso de Prócer Zombie, un proyecto editorial que empezó con un boceto de un hipotético afiche cinematográfico en el que se veía salir de la tierra una mano putrefacta con uniforme blandengue. Eso generó curiosidad y varios comentarios en nuestras redes y decidimos presentarlo como proyecto a los Fondos Concursables para la Cultura del Ministerio de Educación y Cultura, para los que finalmente fuimos seleccionados.

    Ese proyecto culminó el año pasado en una trilogía y con la posibilidad de explorar otras piezas que ya estamos trabajando con mi hermano.

  • ¿Qué huella te gustaría dejar a través de tu trabajo?

    Hace no mucho tiempo, una amiga me preguntó por qué hago lo que hago. Mi primera respuesta fue bastante pobre. Ella me lo volvió a preguntar y esa vez le dije que buscaba la inmortalidad a través de mis creaciones. Es una pregunta filosófica que nos deberíamos hacer todos. Siempre es necesario interpelarnos.

Miembro de:

  • Logo de Cumulus
  • Logo de Felafacs
  • Logo de IAB