Novedades

Abril: del FIA a Francia, México y Grecia

12/11/2021
Desde hace dos meses, el cortometraje Abril —realizado por las futuras animadoras Sofía Caponnetto y Eliana Fernández— es distinguido una y otra vez en distintos festivales internacionales. Lo último fue ganar el primer premio en categoría infantil en el festival Stop Motion Film Festival de la ciudad de México, donde participaron cortos de todo el mundo.
https://www.youtube.com/watch?v=zdYK4nHwxVQ

Sofía Caponnetto y Eliana Fernández.*Sofía Caponnetto y Eliana Fernández son estudiantes avanzadas de la Licenciatura en Animación y Videojuegos. Empezaron a idear Abril en 2019, en el marco de la materia Producción 2 realizaron la preproducción: concepción de la idea, planificación y gran parte de la producción de personajes y escenarios. Luego, en Producción 3, comenzaron a animar.

“La idea inicial era finalizar la producción ese mismo año pero nos dimos cuenta que, para completar y concretar la visión que teníamos, íbamos a tener que extender la producción del proyecto más allá de la finalización de la materia”, contaron.

Retomaron el proyecto a principios del 2020, pero llegó la pandemia y puso una pausa. Cuando la universidad volvió a abrir, las diseñadoras retomaron el proyecto y pudieron finalizarlo en diciembre. En febrero de este año empezaron la última etapa del proceso: postproducción, edición, banda sonora y diseño de sonido.

“Estas últimas dos fueron trabajadas en conjunto con profesionales de ese campo. Nos propusimos dar por terminado el cortometraje para poder presentarlo al Festival Internacional de Animación (FIA) y así fue; estrenamos Abril el 14 de setiembre en el marco del festival”.

  • ¿De qué va Abril?

    Llegó un momento en la vida de Abril en que la imaginación y la fantasía dejaron de protegerla de la realidad en la que vivía: un día descubrió una nueva forma de escape que cambiaría su vida para siempre.

  • ¿Cómo fue el trabajo en equipo y qué tareas se dividieron?

    En las instancias iniciales ambas trabajamos a la par, para poder tomar las decisiones creativas como equipo, tales como el guion y el concepto visual. Una vez que empezó la producción sí empezamos a dividir tareas para aumentar la productividad; nos basamos en los gustos de cada una y en nuestras habilidades.

    (En el caso del personaje, Eliana se encargó del modelado y la pintura de cara y manos, mientras que Sofía se encargó de la confección de la ropa y el armado del pelo.)

    A pesar de que pudimos trabajar en paralelo por separado algunos aspectos del proyecto, tuvimos que trabajar en conjunto para otro tanto; el armado del esqueleto en el taller de industrial, la animación de escenas complejas y la edición.

  • ¿Qué rol tomó la docente María Podestá?

    En su mayoría, de seguimiento. Fue de especial ayuda su antecedente en el área de stop motion. Nos brindó los conocimientos esenciales para poder empezar a trabajar en el proyecto.

    Además, fue fundamental la ayuda de Carlos Galarraga —docente del área de industrial y encargado del laboratorio— para la construcción del esqueleto, que implicaba el manejo de maquinaria compleja y de conocimientos que no teníamos. Siempre se mostró dispuesto a guiarnos en el proceso. 

    Agustín Coutinho nos asesoró en lo relacionado a fotografía e iluminación, que es un aspecto vital para lograr un trabajo de calidad en esta técnica tan particular de animación.

En el Festival Internacional de Animación que organiza la Universidad ORT Uruguay, Abril ganó en las categorías Mejor Corto Estudiantil y Mejor Corto Uruguayo. A partir de ese momento, las distinciones no pararon de llegar: el corto se proyectó en la segunda edición de Cinemotion, festival amateur de stop motion en Saint-Herblain, Francia, donde participó Claude Barras como jurado; están en la selección oficial —y todavía en concurso— en el Festival ADAF en Grecia; acaban de ganar el primer premio en la categoría infantil en el Stop Motion Film Festival (México), donde participaron cortos de todo el mundo.

Las expectativas

Respondimos la propuesta del curso que daba la opción de realizar un corto en stop motion, ofreciendo las facilidades de instalación y recursos técnicos que son indispensables para trabajar en esta técnica. Ambas queríamos aprovechar esta oportunidad: nos atraía mucho la estética y el tipo de trabajo que podía involucrar (modelado, confección, carpintería, pintura, fotografía, animación). Buscamos contar una historia que aprovechara el medio, trabajando con texturas, color y luz; también nos importaba que la narración emocionara, que el espectador pudiera empatizar: particularmente apuntamos a la nostalgia de la niñez.

  • ¿Las sorprendió ganar el Festival Internacional de Animación? ¿Pudieron ver otros cortos con los que competían?

    No esperábamos ese reconocimiento, nos quedamos gratamente sorprendidas y emocionadas al ver la reacción positiva y empática del público, que recibió claramente el mensaje que queríamos transmitir, algo que no estábamos seguras de haber logrado.

    Pudimos ver otros cortos y quedamos encantadas de haber podido competir con ellos, el nivel fue muy bueno.

  • Luego, el corto se proyectó en Cinemotion, donde estaba Claude Barras como jurado.

    Cinemotion es un festival de animación stop motion amateur, que se realiza en Saint-Herblain, Francia. Nos interesaba postularnos a un festival que fuese específico de la técnica.

    Claude Barras es el director de La vida de Calabacín (2016), un film multipremiado realizado en esta técnica. Saber que un artista de esa talla haya visto y seleccionado Abril es, sin dudas, un gran honor. De hecho, su película fue parte de las influencias visuales de nuestro corto.

  • Además, fueron primer premio en el Stop Motion Film Festival, categoría infantil.

    Stop Motion Film Festival es también un festival específico de stop motion, de mayor trayectoria y escala que el anterior. Estar allí supone obtener un lazo con la industria de la animación en Latinoamérica. Haber quedado seleccionadas solamente junto a otros 19 cortometrajes y ser el único uruguayo es un orgullo; ni hablar recibir este reconocimiento.

  • Como si fuera poco, también están en la selección oficial del festival ADAF en Grecia.

    Este festival es el de mayor escala y alcance de todos los que participamos hasta el momento. Si bien no es específicamente de stop motion nos emociona participar de un evento transdisciplinario y sensible a la producción artística. Fuimos seleccionadas especialmente para la proyección limitada de cortometrajes en la edición presencial del festival, en el Museo del Centro Histórico de la ciudad de Atenas.

    Siempre las expectativas son de competir por la categoría seleccionada pero, de por sí, es un reconocimiento suficiente haber sido seleccionadas y que Abril sea visto por la mayor cantidad de personas posible.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Abril (@abril_cortoanimado)

Miembro de:

  • Logo de Cumulus
  • Logo de Felafacs
  • Logo de IAB