Novedades

Dos marcas hermanas

21/02/2019
Dado que tiene dos públicos muy marcados, Lannister recibió como propuesta dividir su identidad: librería y comics.

Este proyecto fue desarrollado por Ignacio Pérez, estudiante de la Licenciatura en Diseño Multimedia, para la Librería Lannister, en el marco de Proyecto Integrador | Recreación19.

Librería Lannister. Proyecto Integrador Recreación.

Al comenzar Proyecto Integrador, Ignacio Pérez sabía que quería trabajar con alguna empresa que comercializara comics. Para eso, realizó una pequeña investigación del mercado donde se encontró, en Google Maps, “con una tienda que decía ‘Comics Uruguay’”. Y le dio curiosidad: “donde marcaba en el mapa estaba la Librería Lannister”.

A simple vista me pareció que había una especie de disonancia cognitiva. Investigué sus redes y eso fue lo que me llevó a confirmar mis sospechas. Sus promociones y publicaciones informativas eran principalmente sobre comics, pero con un perfil clásico utilizando la marca ‘Librería’. Todo esto fue importante de haberlo estudiado antes de hablar con el dueño, dado a que su respuesta iba a confirmar si mi estudio era correcto o no. Al conocerlo le pedí que me contara un poco de su situación y, como lo había sospechado, el problema que tenían actualmente era de la naturaleza del que había estimado: tenían gran material pero no llegaban a comunicarse con su público de la manera y con el nivel de llegada que deseaban.

Pérez resumió que había toda un área, sobre todo en lo digital, en la que Lannister tenía mucho potencial pero no podía explotarlo correctamente.

Recreación 19 - Librería Lannister, proyecto de Ignacio Pérez, de la Licenciatura en Diseño Gráfico.

La propuesta original fue realizar un cambio de marca y establecer su identidad como Lannister Comics, ya que su foco era la venta de comics y manga. Además, la mayoría del público llegaba desde internet.

A pesar de este enfoque, había que tener en cuenta que los ingresos se compartían con la venta de libros. “Gran parte de la clientela que realizaba una compra en el local estaba interesada en libros, no en comics o manga. A todo esto se le suma que están ubicados debajo del Palacio Salvo, lugar que muchos turistas frecuentan diariamente, atraídos por el atractivo de una clásica librería”, detalló el estudiante.

En base a eso, Pérez cambió el planteo y decidió enfocarse en “dos marcas hermanas, parte de una misma empresa, diseñadas especialmente para captar y retener de la manera más efectiva a sus respectivos públicos”.

Por un lado, una propuesta prácticamente 100% digital para la promoción y venta de comics. Por otro, el punto de venta físico, con material impreso, llamativo, prolijo y moderno.

Ambos planteos estarían vinculados visualmente a su marca hermana, “para recordarle al cliente que se hablaba de la misma empresa”.

En resumen, lo que se presentó fue el diseño de ambas identidades: el rediseño de Librería Lannister y la nueva marca de Lannister Comics, con sus correspondientes manuales corporativos. Se propuso el rediseño de la fachada con las nuevas marcas, el diseño de ploteos sobre vidrio para el segundo piso de la librería, un banner promocional, un marcalibros reversible. En redes sociales, se incluyeron perfiles, plantillas de publicaciones comunes, plantilla para publicaciones de tipo swipe sobre novedades, un formato de video para recomendaciones y un video portada de estilo corporativo exclusivamente para Facebook. Por último, un sitio web responsivo con e-commerce con panel administrador para operaciones de gestión.

Pérez contó que se trata de un área que le gusta y agregó que, al conocer la empresa, cómo trabajaban, qué materiales traían y cómo los cuidaban, se comprometió con el proyecto casi sin darse cuenta. “Hasta el punto en que, en varias ocasiones, me tuve que contener porque quería abarcar tanto que no iba a llegar a concretar nada para la entrega de la universidad”, reconoció. “La librería me dio mucha libertad para crear y cambiar cosas. Estuvimos en sintonía prácticamente en todo y, gracias a una buena planificación, todo el desarrollo fue sobre ruedas, sin problemas”.