Novedades

Hola, mi nombre es María Eugenia

29/09/2014
En un lugar donde la mayoría habla un idioma desconocido, con letras que parecen garabatos, se alimenta con comida nunca antes escuchada, mediante cubiertos nunca antes empuñados, y se mueve a una velocidad diferente, con una cadencia que resulta extraña, María Eugenia Pérez, graduada de Diseño Gráfico, tuvo que acostumbrarse a que al principio su nombre ya no era su nombre, sino una combinación de símbolos ajenos, hasta que luego del descubrimiento de su nueva ciudad, Seúl, hizo propia una nueva sensibilidad y pudo empezar a presentarse con confianza ante los otros.
Hola, mi nombre es María Eugenia

Recibida en 2003 de la Licenciatura en Diseño Gráfico, María Eugenia Pérez se encuentra en Seúl, Corea del Sur, para cursar un máster en diseño.

“Al máster llegué gracias a la Coordinación de Graduados. Apareció este anuncio que reunía dos sueños: hacer un máster en diseño y vivir en el Lejano Oriente, a lo que mi respuesta automática fue: ¿dónde firmo?”, contó.

Durante diez años trabajó en diseño desde distintas variantes (editorial, comercio digital, indentidad corporativa, audiovisual, dirección de arte) hasta que decidió empezar a desenvolverse de forma independiente.

En Seúl debió aprender el idioma porque era un requisito para cursar el postgrado, y debió aprenderlo desde cero. “El idioma hangul —que a primera vista son palitos y circulitos— se vuelve familiar pasados los primeros meses. Los sonidos, los tiempos, la sintaxis, y sobre todo la forma en la que razonamos son completamente distintos.”

Pero la graduada explicó que “la experiencia es cien por ciento rica dado que no es solo aprender el idioma, sino interactuar con una sociedad que estructuralmente posiciona a las personas de otra manera, y eso se refleja en su lenguaje”.

¿Por qué decidió estudiar diseño gráfico y, luego, viajar por el mundo? “Desde pequeña siempre me preguntaba si siendo mayor iba a ser posible que entablara una conversación apropiada e interesante. Esa fue unas de las razones por las que en mi vida me he comunicado por medio de las imágenes. Y esa es también una de las razones por las que estoy acá; necesariamente debo abrir mi mundo al mundo. Y en eso estoy”, contó.

Sobre cómo se vive la vida académica en Seúl, María Eugenia dijo que “el sistema en general genera mucha presión a nivel profesional, y de estudios, por lo que el tiempo corre a otra velocidad y la sensación de competencia continua genera tensión en el ambiente”, pero se alegra de que su máster y el estudio del nuevo idioma requiera de “interacción humana”.

“Siempre mantuve contacto con la universidad (con los profesores a nivel humano y de manera académica a través de los cursos de actualización y participando en publicaciones internas”, dijo, y agregó: “Fue una linda experiencia el haber estudiado en la Universidad ORT Uruguay. Lo recuerdo con cariño y quiero volver”.

Miembro de:

  • Logo de Cumulus
  • Logo de Felafacs
  • Logo de IAB