Novedades

Docente de ORT fue premiado por investigación periodística conjunta sobre el crecimiento del poder político evangélico

14/12/2020
El graduado y docente de la Licenciatura en Comunicación orientación Periodismo de ORT, Tomer Urwicz, fue partícipe de la investigación Transnacionales de la Fe, que recibió el Premio Ortega y Gasset a Mejor Historia o Investigación Periodística. El trabajo trata sobre el crecimiento del poder político evangélico y su agenda fundamentalista en la región con el apoyo de la Casa Blanca.
*Tomer Urwicz, graduado y docente de ORT.*

Transnacionales de la Fe es una investigación que fue llevada adelante por periodistas de 16 medios latinoamericanos, quienes fueron coordinados por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP) y el Columbia Journalism Investigations, de Columbia University. Entre esos periodistas estuvieron los uruguayos Tomer Urwicz y Mathías Da Silva, del diario El País.

El proyecto comenzó a raíz de datos que involucraban a organismos estadounidenses con grupos evangélicos partícipes en la política de Honduras. Cuando periodistas de Columbia University y del novel CLIP iniciaron la investigación, advirtieron que estaban ante un fenómeno regional que excedía varias fronteras más. La de Uruguay era una de ellas.

"Se están generando alianzas para investigar fenómenos que exceden la territorialidad de un país y para lo que se necesita un trabajo en equipo".

Según Urwicz, la globalización y abundancia de la información han contribuido a que el periodismo incorpore cada vez más los conceptos de colaboración y transnacionalidad. “Los problemas, en su mayoría, no acaban ni empiezan fronteras hacia adentro. En la práctica, significa que se están generando alianzas para investigar fenómenos que exceden la territorialidad de un país y para lo que se necesita un trabajo en equipo”, afirmó el graduado y docente de la Licenciatura en Comunicación orientación Periodismo, de la Facultad de Comunicación y Diseño de la Universidad ORT Uruguay.

Día del niño por nacer y otras ideas de la bancada evangélica fue la pieza uruguaya de la investigación vinculada a Transnacionales de la Fe, que fue publicada en El País en setiembre de 2019. Casi un año antes, “por seminarios de capacitación y por anteriores trabajos colaborativos”, Urwicz había sido contactado para la etapa de organización del trabajo, fijado de hipótesis y preguntas rectoras de la investigación.

“El trabajo en Uruguay, como debía hacerse en paralelo al resto de notas periodísticas, insumía cierto trabajo silencioso. Por eso sumé a otro colega, Mathías Da Silva, quien por entonces integraba la redacción de El País”, dijo.

Así fue que Uruguay fue de los primeros países en sumarse a la investigación.

  • ¿De qué bases partieron para comenzar, específicamente, su investigación en Uruguay?

    En la temática en cuestión, Uruguay tenía una doble cara. De un lado era el país en que los grupos conservadores no habían podido limitar el avance de la llamada “agenda de derechos”: despenalización del aborto, matrimonio igualitario, adopción por parte de parejas del mismo sexo, entre otras. Del otro lado, era el mismo país que hace no tanto había sido ruta de lavado de activos, un lugar de cierta seguridad para organizaciones que estaban creciendo y cierta libertad que facilitaba la expresión de grupos incipientes. Entonces, el comienzo de nuestra investigación nació del estudio de antecedentes y la conexión de instituciones estadounidenses que estaban operando en Uruguay.

  • ¿Se imaginaron que se estaba desarrollando algo tan grande, en cuanto al poder político evangélico a nivel interamericano, mientras la realizaban?

    En la vorágine periodística uno no suele dimensionar la profundidad de los temas que investiga. En realidad, las preguntas que fundamentan la investigación son otras: ¿es de interés público? ¿Aporta al lector? ¿Involucra a muchas personas? ¿Es realizable? ¿Qué elementos de seguridad hay que tener en cuenta (por ejemplo: ninguna comunicación fue realizada por las redes sociales de fácil ataques, como WhatsApp, Facebook o Hotmail)? ¿Es publicable?

Transnacionales de la fe, investigación periodística premiada.

En cuanto a los métodos periodísticos que utilizaron, Urwicz habló de entrevistas en profundidad, cruce de planillas de asistencia y votaciones, georreferenciación, armado de líneas de tiempo, mapas de afinidad, entre otras. Sin embargo, hizo hincapié en los pedidos de acceso a la información pública. Según él, fue clave el pedido de acceso a la información al Parlamento. “Allí conocimos de primera mano los proyectos de ley que habían presentado los legisladores involucrados directamente con grupos más conservadores. Y nos llevamos las primeras sorpresas”, dijo el graduado y docente de ORT.

Urwicz define a Transnacionales de la Fe como un “especial multimedia con aterrizajes del estilo informe especial en cada país”. Como docente de periodismo especialmente involucrado con estos géneros, valora a la investigación como una reivindicación a la profundidad: “La pieza uruguaya, por sí sola, no tiene demasiado valor. Lo importante es el trabajo colaborativo, el todo. En un mundo donde todo es ‘ya’, donde algunos piensan que bastan 240 caracteres para estar informado, este tipo de periodismo reivindica la profundidad. Es verdad que no es de consumo masivo, pero sí tiene gran impacto en los tomadores de decisión”.

  • ¿Qué significado tiene el Premio Ortega y Gasset a la Mejor Historia o Investigación Periodística para el periodismo hispanohablante, para la investigación y para vos en particular?

    Aunque suene trillado, los premios son un empuje, una palmada en la espalda, un “vamo’ arriba”. A quienes participamos, nos abre puertas, nos da “currículum”. En ese sentido, para mí significó una prueba de confianza: primero, de los colegas del jurado que valoró el trabajo, y, segundo, por la aprobación popular que reivindica la importancia de un periodismo más profundo y crítico.

    Pero, por definición, en la investigación periodística uno trabaja para develar algo que algún poder pretende ocultar. Por eso, personalmente, considero que el verdadero premio fue formar parte de la investigación y del proceso para llegar a la publicación. Porque nos dejó nuevos contactos y nuevas oportunidades de más nexos de colaboración para el futuro.  En esta línea, y parafraseando al entrenador de la selección uruguaya de fútbol, el camino fue la recompensa.